Todos merecemos una segunda oportunidad
M. Carmen Lucas Contreras - Abogado y mediador

Todos merecemos una segunda oportunidad

LEY DE LA SEGUNDA OPORTUNIDAD

Resultado de imagen de segunda oportunidad en los negocios

 

¿Quién no se merece una segunda oportunidad?​​ 

A Walt Disney le despidieron de un periódico por “falta de imaginación y ausencia de ideas originales” ¿Se lo pueden creer?

En el mundo de los negocios, el Gurú​​ Robert Toru Kiyosaki,​​ empresario, inversionista, escritor, conferencista y orador motivacional estadounidense de ascendencia japonesa​​ en su​​ Best Seller “Second Chance For Your Money, Your Life and Our World” nos dice​​ si eres honesto y cometes un error honesto en los negocios, la mayoría de las personas lo entenderán y te ofrecerán una segunda oportunidad …..”​​ pero tampoco debemos confiarnos​​ en demasía, pues como dijo un hombre sabio “La primera oportunidad se da, la segunda se gana, y la tercera no existe

Pues bien, existe un mecanismo que regula nuestro ordenamiento jurídico a través​​ del Real Decreto Ley 1/20015,​​ la llamada​​ “Ley de mecanismo de Segunda Oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social,​​ que​​ proporciona una herramienta​​ para​​ pequeños empresarios y personas particulares,​​ sobrepasados por las deudas​​ que encuentran​​ una forma legal​​ en caso de que su aventura emprendedora haya fracasado y no puedan hacer frente a las deudas contraídas.

Resultado de imagen de empresario abrumado deudas

 

¿Cómo?​​ La finalidad de esta ley es permitir que una persona física, consumidor, autónomo, a pesar de haber tenido un fracaso económico empresarial o personal, tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida​​ sin tener que arrastrar indefinidamente​​ la carga de una deuda que nunca podrá pagar.

El primer objetivo de la ley de la segunda oportunidad es siempre intentar llegar a un acuerdo entre las partes,​​ con la intervención de un mediador concursal, pero​​ dependerá de la naturaleza de los acreedores, los bienes del deudor así como de la quita/espera que se quiera plantear.

Resultado de imagen de acuerdo extrajudicial de pagos

En caso de no ser​​ posible el acuerdo,​​ una vez que el deudor haya solicitado el concurso de acreedores voluntario, el juez podrá exonerarle de gran parte de sus deudas​​ siempre​​ que el propio juez considere que el deudor ya no tiene dinero ni activos para afrontar sus deudas y​​ que dicho deudor haya demostrado obrar de buena fe.

Si eres un​​ particular que se ha endeudado de forma excesiva e incluso en numerosas ocasiones​​ y​​ el banco​​ te​​ ha​​ desahuciado​​ y continúa​​ reclamándote​​ la​​ deuda,​​ piensa que siempre puedes​​ volver a empezar de nuevo.

Nada está perdido si se tiene el valor de proclamar que todo está perdido y hay que empezar de nuevo. Julio Cortázar

Deja un comentario

16 − 9 =

Menú de cierre

SOLICITAR CONTACTO

css.php