LEGAL

Resolución de conflictos

Millones de empresas y particulares hacen negocios todos los días y en la mayoría de los casos estos terminan de conformidad para las partes aportando valor a todos los intervinientes.

Pero de vez en cuando, las cosas se tuercen y surge el conflicto, y dependiendo de las características propias del mismo, las partes tendrán que dirimir sus diferencias en los tribunales (jurisdicción tradicional) o podrán aplicarse sistemas alternativos de resolución de conflictos (ADR) como la mediación, la conciliación o el arbitraje.

Nuestros expertos le asesorarán en la elección de la vía más adecuada en función de la empresa y el tipo de conflicto, y una vez elegida la vía, le asesorarán y acompañarán a lo largo de todo el proceso.

  • Jurisdicción tradicional
  • Mediación Civil, Mercantil y Concursal
  • Conciliación
  • Arbitraje
asesoramiento legal

El hombre a lo largo de la historia ha ideado y utilizado todo tipo de sistemas para resolver sus conflictos, desde la “fuerza” donde el más fuerte impone su criterio, hasta complicados sistemas jurídicos en los que las personas ponen en manos de terceros (jueces, árbitros, abogados, procuradores …) sus diferencias y dejan que ellos decidan (sentencias, laudos,  ..) quien está en posesión de la razón.

Los sistemas basados en la fuerza, aunque son muy eficaces a corto plazo, a largo plazo son inmantenibles y suelen generar más conflictos que los que solucionan.

Se ha recorrido un largo camino hasta los ADR o “Alternative Dispute Resolut0ions” (ADR), es decir “mecanismos que intentan resolver disputas, principalmente al margen de los tribunales, o mediante medios no judiciales.

Es a finales de la década de los 60 cuando comienzan a tomar forma en los Estados Unidos los ADR. Hoy, los sistemas de resolución alternativa de conflictos se han convertido en un gran negocio en los Estados Unidos, hasta el punto que se calcula que mas del 70% de las controversias entre empresas se resuelven mediante algún tipo de ADR.

En Europa es la directiva 2008/52 CE la que introduce la mediación a nivel europeo.

En España, tendremos que esperar a la Ley de Mediación 5/2012 y su reglamento 980/2013

Ventaja de la mediación

Es voluntaria, el proceso se inicia por propia voluntad de las partes, pueden retirarse en cualquier momento , y por último, pueden decidir si llegan a un acuerdo o no. Desde mi punto de vista, probablemente ésta sea una de las razones más poderosa para aplicar la mediación

Es efectivo, cuando en un proceso de mediación se utilizan las técnicas adecuadas las partes en conflicto “toman conciencia” que la mejor solución es la que es asumible por ambos, y el porcentaje de acuerdo es superior al 80%.

Es más barato que un procedimiento judicial o que un arbitraje, hasta tres veces más barato.

Es más rápido, mucho más rápido, 5 veces más rápido, 88 días por término medio en mediación, frente a los 548 días que tarda por medio un procedimiento judicial.

Es confidencial, no hay una exhibición pública, ni periodistas ni tribunales y el conflicto se resuelve en el seno de donde se produce sin trascendencia a terceros.

No existe ni ganador ni perdedor. La “justicia” impuesta por cualquier tribunal es susceptible de ser percibida por el perdedor como algo caprichoso,  injusto o incluso perverso.

En cambio, en Mediación, el acuerdo tiene que ser asumible por las dos partes, contemplando las pretensiones de ambos, pues de lo contrario no habrá acuerdo, quedando siempre abierta la vía judicial, POR LO TANTO CUANDO SE ALCANZA UN ACUERDO DE MEDIACIÓN “TODO EL MUNDO GANA”.

Y lo más importante, Genera satisfacción, pues al ser las propias partes la que llegan a un acuerdo, se sienten identificadas con el mismo y dan por resulto el conflicto, NO SE PRODUCIRÁN RECURSOS NI APELACIONES y cada parte se libera de la tensión de la controversia y puede dedicarse a lo suyo.

resolucion de conflictos
Conflicto

Principios de la mediación (Ley 5/2012)

Voluntariedad y Libre Disposición (articulo 6)

La participación de las partes en una mediación es totalmente voluntaria. Nadie está obligado a asistir a una mediación y, aunque ésta esté iniciada, puede interrumpirse o suspenderse cuando alguna de las partes así lo solicite. En este sentido, podemos decir que la continuación del procedimiento depende de que las partes sigan, sesión tras sesión, aceptándolo.

imparcialidad y Neutralidad (articuloS 7, 8y 13.5)

En el procedimiento de mediación se garantizará que las partes intervengan con plena igualdad de oportunidades, manteniendo el equilibrio entre sus posiciones y el respeto hacia sus puntos de vista, sin que el mediador pueda actuar en perjuicio o interés de cualquiera de ellas.

Confidencialidad (articulo 9)

El procedimiento de mediación y la documentación utilizada en el mismo es confidencial. La obligación de confidencialidad se extiende al mediador, que quedará protegido por el secreto profesional, a las instituciones de mediación y a las partes intervinientes de modo que no podrán revelar la información que hubieran podido obtener derivada del procedimiento.

 

Discrecionalidad Y Buena fe (articulo 10)

Respetando los principios establecidos en esta Ley, la mediación se organizará del modo que las partes tengan por conveniente (de una forma libre y prudente)

Durante el tiempo en que se desarrolle la mediación las partes no podrán ejercitar contra las otras partes ninguna acción judicial o extrajudicial, con excepción de la solicitud de medidas cautelares.

El compromiso de sometimiento a mediación y la iniciación de ésta impide a los tribunales conocer sobre la controversia mediada durante el tiempo en que se desarrolle ésta, siempre que la parte a quien interese lo invoque mediante declinatoria.

El acuerdo de mediación como título ejecutivo

Un acuerdo de mediación al amparo de la Ley 5/2012 elevado a escritura pública, tiene la misma fuerza ejecutiva que una sentencia judicial.

 

Casos en los que se puede aplicar la mediación:

Mediación Civil

  • Conflictos en las comunidades de vecinos
  • Conflictos en las comunidades de bienes
  • Contratos de compraventa de viviendas 
  • Contratos de arrendamiento de viviendas y de locales de negocio
  • Reclamación por negligencias en la construcción de inmuebles
  • Reclamaciones de responsabilidad civil 
  • Contratos bancarios. Contratos de seguros
  • Mediación hipotecaria
  • Conflictos en el ámbito escolar y universitario
  • Conflictos entre los profesionales de la sanidad y sus pacientes

Mediación Mercantil

  • Conflictos entre socios en las empresas
  • Conflictos en las relaciones mercantiles entre empresas, con clientes y proveedores
  • Conflictos entre empresas franquiciadoras y franquiciadas
  • Conflictos en las organizaciones entre los trabajadores, y entre los directivos y empleados
  • Propiedad industrial

Mediación Familiar

  • Asuntos de familia: herencias, conflictos matrimoniales, el ejercicio de la patria potestad y tutela, etc.
  • Conflictos en la empresa familiar 

Mediación Concursal

 

Nuestros más de cincuenta expertos mediadores profesionales, tanto nacionales como internacionales, a través del Centro de Resolución de Conflictos Mediators , Institución de Mediación reconocida por el Ministerio de Justicia, pueden ayudarte a resolver la mayoría de los conflictos de una manera, confidencial, rápida, económica y eficaz, con la misma fuerza jurídica que una sentencia judicial.

SOLICITAR INFORMACIÓN

Deje su número de teléfono y un equipo de expertos se pondrá en contacto con usted lo antes posible.

+34 911 680 430

Menú de cierre

SOLICITAR CONTACTO

css.php