LOTERÍA NACIONAL Y PREVENCIÓN DEL BLANQUEO DE CAPITALES

Aunque todas las semanas existen sorteos de la Lotería Nacional, no acercamos a los dos sorteos mas importantes del año, El Sorteo de Navidad, y el Sorteo del Niño.
El próximo 22 de diciembre, el Sorteo Extraordinario de Navidad repartirá un total de 2.240 millones de euros en premios, exactamente la misma cifra que el año anterior, por lo que los agraciados con el ‘Gordo’ recibirán 400.000 euros al décimo, con 640 millones de euros a repartir con este premio principal.
En total, el sorteo repartirá 24,4 millones de premios. Para ese día, se han emitido 160 series de 100.000 billetes cada una, con una emisión que asciende a 3.200 millones de euros, de los cuales el 70 por ciento se destina a premios. El segundo premio ascenderá a 1,25 millones de euros y el tercero es de 500.000 euros. Además, habrá dos cuartos premios de 200.000 euros y ocho quintos de 60.000 euros.
Tan solo dos semanas después del Sorteo de la Lotería de Navidad, es el turno de repartir suerte de la Lotería del Niño. El sorteo de la Lotería del Niño que se celebra el 6 de enero, Día de Reyes reparte un total de 700 millones de euros.
Es decir, en apenas 15 días se reparten en premios prácticamente 3.000 millones de euros, lo que da lugar celebraciones y muestras de euforia en la oficina, en la fabrica, e incluso en la calle.

Y mientras los premiados sueñan con lo que van ha hacer con el dinero que les quede después del famoso “tapar algunas deudas”, existen algunos personajes al acecho a ver si pueden hacerse con parte del dinero premiado.
Tradicionalmente estos personajes eran entidades y asesores financieros que quieren captar a los premiados como clientes para gestionar sus inversiones, pero también están los espabilados que ofrecen participar a los premiados en fabulosas inversiones que al final son una ruina, y por ultimo, tenemos a los que quieren comprar el decimo premiado con el objetivo del blanqueo de capitales.

Esta practica no es nueva, y existen casos famosos como Juan Antonio Roca, principal acusado en el caso malaya. El ex asesor urbanístico del Ayuntamiento de Marbella admitió que compró en 2005 varios décimos premiados con 646.000 euros.
También fue muy comentado el caso del exsenador por Coalición Canaria, Miguel Zerolo, sin duda uno de los hombres más afortunados de España pues entre el 2001 y el 2002, resultó agraciado con 145 premios entre décimos y participaciones y aunque fue investigado por ser “muy sospechoso”, Hacienda no pudo probar la existencia de irregularidad alguna.
Conscientes de esta practica, Hacienda en el 2013 comenzó a gravar los premios obtenidos con un impuesto de un 20% a los premios superiores a 2.500 euros. Pero desde la propia Administración Tributaria se admite que la medida no ha sido muy efectiva, y el mínimo exento se eleva en el 2018 a 10.000 euros, para pasar este año a los 20.000 y en 2020 llegará a 40.000 euros.

¿Cómo funciona?

La practica es bastante sencilla. Supongamos que eres agraciado con un decimo[i] del Gordo[ii] de Navidad de este año, es decir, por un decimo de 20 te tocarían 400.000 euros, y que como hemos indicado anteriormente en el 2019 están exentos los primeros 20.000 euros, y el resto grabado con un 20%, el premio neto seria de 324.000 euros, importe que puedes ingresar tranquilamente en tu cuenta bancaria pues la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado, S.A[iii]. te emite un certificado acreditando la procedencia legal del premio.
Antes de cobrar el premio, un “intermediario” te ofrece comprarte el decimo, que no se nos olvide es un documento al portador, ofreciéndote una prima del orden del 10%, por ejemplo, te ofrece comprarte el decimo por 360.000 euros.
El comprador cobrará el decimo y habrá blanqueado 324.000 euros, pues evidentemente los 360.000 euros entregados al vendedor se han entregado “en efectivo” (En negro).
El vendedor recibe los 360.000 euros en efectivo, y tendrá que como vulgarmente se dice “guardarlo debajo del colchón” hasta que lo pueda “gastar en efectivo” (teniendo en cuentas las limitaciones existentes a los pagos en efectivo) pues no podrá ingresar el dinero en ninguna cuenta bancaria al no poder acreditar su procedencia.
Y aunque como se admite desde la propia Agencia Tributaria “Normalmente a las personas a las que pillamos es por un descuido o por imprudencia, porque perseguir este delito es muy complicado”. En estos casos, al vendedor del decimo puede salirle muy mal la jugada, los impuestos que se aplican y la multa “te dejan sin la totalidad del premio”. A esto hay que añadir que, si la sanción es superior a 120.000 euros, se convierte en un delito fiscal con pena de prisión. Además, si se demuestra que lo ha vendido a otra persona cuyo objetivo era blanquear dinero, la pena de cárcel puede incrementarse como cooperador necesario.
Así que como dice el sabio refranero español “A quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga” es decir que la persona agraciada debe celebrar su suerte, cobrar el premio que le ha tocado y disfrutarlo, pues si pretende rentabilizarlo aún mas vendiendo el decimo, le puede salir muy caro.


[i] En la Lotería de Navidad se juegan 100.000 números, que corresponden a las 100.000 bolas que contiene el primer bombo del sorteo; el segundo bombo, más pequeño, contiene 1.807 bolas que corresponden a los premios del sorteo (primer premio, segundo, tercero, pedreas…)Entonces, ¿qué es un décimo de Lotería de Navidad?  Los décimos son cada uno de los boletos con un número que puedes adquirir en un punto de venta autorizado de lotería para participar en el Sorteo de Navidad. Para entendernos, se trata del boleto o papeleta que compras en una administración de lotería. Cada décimo cuesta 20 euros y te da la posibilidad de ganar hasta 400.000 euros, que es el importe del Gordo o primer premio del Sorteo de Navidad.No hay que confundir los décimos con los billetes, que son agrupaciones de diez décimos del mismo número y serie. Este error es habitual porque, tanto en el reverso de los décimos como cuando los niños de San Ildefonso cantan el Gordo, se habla de un premio de 4 millones de euros. Este premio corresponde a todo el billete, es decir, hay que repartirlo entre diez décimos, y de ahí salen los 400.000 euros que puedes ganar con un décimo. Si quieres comprar un billete entero, deberás abonar 200 euros (el coste de 10 décimos de 20 euros cada uno).[ii] Primer premio del Sorteo de Navidad y que consiste en 20.000 euros por cada euro jugado.[iii] Loterías y Apuestas del Estado (legalmente «Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado, S.A.») es un operador de loterías y juegos de azar español de titularidad pública responsabilidad del Gobierno de España y adscrito al Ministerio de Hacienda, a quien corresponde la dirección estratégica y la evaluación y control de eficacia. Esta entidad se encarga de la gestión, explotación y comercialización de todo tipo de loterías y juegos de ámbito nacional o siempre que sobrepasen el ámbito de una comunidad autónoma.La empresa tiene sus orígenes en el “Organismo Nacional de Loterías y Apuestas del Estado” (ONLAE), creado en 1984 mediante la integración y unificación de las instituciones que hasta ese momento venían gestionando los juegos de titularidad estatal — el “Patronato de Apuestas Mutuas Deportivas Benéficas” y el “Servicio Nacional de Loterías”. En el año 2000 se transforma en «Entidad Pública Empresarial Loterías y Apuestas del Estado» y en 2010 pasa a ser la actual «Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado» (SELAE).


Ángel Luis Vázquez Torres

Ángel Luis Vázquez Torres Economista Mediador Civil, Mercantil y Concursal Administrador Concursal Experto contable, financiero y Fiscal Coach
Cerrar menú