FINANZAS

Financiación y reestructuración de deudas

deudas

Ley de Segunda Oportunidad.

Cómo cancelar todas sus deudas

¿Quién no se merece una segunda oportunidad?

A Walt Disney le despidieron de un periódico por “falta de imaginación y ausencia de ideas originales” ¿Se lo pueden creer?

Pues bien, en el mundo de los negocios existe un mecanismo que regula nuestro ordenamiento jurídico a través del Real Decreto Ley 1/20015, la llamada “Ley de mecanismo de Segunda Oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social”, que proporciona una herramienta para pequeños empresarios y personas particulares, sobrepasados por las deudas que encuentran una forma legal en caso de que su aventura emprendedora haya fracasado y no puedan hacer frente a las deudas contraídas.

¿Cómo? La finalidad de esta ley es permitir que una persona física, consumidor, autónomo, a pesar de haber tenido un fracaso económico empresarial o personal, tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida sin tener que arrastrar indefinidamente la carga de una deuda que nunca podrá pagar.

El primer objetivo de la ley de la segunda oportunidad es siempre intentar llegar a un acuerdo entre las partes, con la intervención de un mediador concursal, pero dependerá de la naturaleza de los acreedores, los bienes del deudor así como de la quita/espera que se quiera plantear.

En caso de no ser posible el acuerdo, una vez que el deudor haya solicitado el concurso de acreedores voluntario, el juez podrá exonerarle de gran parte de sus deudas siempre que el propio juez considere que el deudor ya no tiene dinero ni activos para afrontar sus deudas y que dicho deudor haya demostrado obrar de buena fe.

Si eres un particular que se ha endeudado de forma excesiva e incluso en numerosas ocasiones y el banco te ha desahuciado y continúa reclamándote la deuda, piensa que siempre puedes volver a empezar de nuevo.

Ley de Segunda Oportunidad

La Ley de Segunda Oportunidad  (beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho) permite que cualquier persona de buena fe, física o jurídica incluidos los empresarios individuales comúnmente denominados autónomos, que actualmente se encuentran endeudadas fuera de su capacidad de cumplimiento como consecuencia de un fracaso económico de su actividad, de su empresa, o incluso como mero avalista, pueda empezar de cero  sin el lastre del endeudamiento anterior.

El proceso se divide en tres fases:

  • FASE 1: Acuerdo extrajudicial.
  • FASE 2: Concurso Consecutivo.
  • FASE 3: Exoneración de Pasivos Insatisfechos (2ª Oportunidad).

Nuestros expertos le acompañarán y asesorarán durante todo el proceso.

SOLICITAR ASESORAMIENTO

Deje su número de teléfono y un equipo de expertos se pondrá en contacto con usted lo antes posible.

+34 911 680 430

Menú de cierre

SOLICITAR CONTACTO

css.php