EL SECTOR INMOBILIARIO TIENE QUE HACER LOS DEBERES EN MATERIA DE BLANQUEO DE CAPITALES

Fuente: Cinco Días 2/4/2019

Aunque las compañías del sector inmobiliario, sujetos obligados por la Ley de PBCyFT (Prevención Blanqueo Capitales y Financiación Terrorismo) se enfrentan a importantes sanciones por incumplimiento de la norma, escasean las denuncias de expedientes sospechosos, y en gran medida, en opinión de los expertos, por la escasa o nula implantación de los canales internos de denuncia.

Esta cuestión que en principio puede parece baladí, puede acarrear a las empresas sanciones de 60.000 euros.

El SEPBLAC (Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias de España) señala que el principal problema que se están encontrando en el sector es el deficiente analisis para identificar el origen licito de los fondos utilizados en las compras, lo que se denomina en el argot “acreditar el origen de los fondos”.

El sector inmobiliario esta en el punto de mira de las autoridades, pues tradicionalmente ha sido un sector utilizado para blanquear dinero de origen ilícito.

Para hacernos una idea de la dimensión del problema podemos decir, haciendo eco de las estimaciones de la ONU, que el lavado de dinero supone cada año entre el 2% y el 5% del PIB mundial, lo que da un poco de vértigo.

Este enorme volumen de dinero justifica que se compren voluntades de todo tipo de personalidades públicas y se tenga acceso al mejor asesoramiento jurídico y financiero.

Quizá un problema añadido, sea que todavía el lavado de dinero se sigue viendo en muchos países, entre ellos el nuestro, como un “delito de guante blanco” por lo que no tiene una condena social como otros delitos como el tráfico de drogas o el tráfico de órganos y personas, pero no debemos olvidar que detrás del dinero a blanquear siempre está un delito cometido por organizaciones criminales como los comentados anteriormente, con lo que el “blanqueo” es un delito tan reprobable o más que cualquiera de los comentados, pues gracias al “blanqueo” el resto de los delitos obtienen financiación y pueden seguir operando y creciendo.

Las autoridades que hace tiempo se dieron cuenta de que “cortar la financiación” era la mejor manera de luchar contra los delitos que tradicionalmente mueven mayor cantidad de dinero, han creado la normativa anti-blanqueo para cortar los canales de financiación y en gran medida estrangular los delitos de los que proviene.

Volviendo al tema que nos ocupa, el SEPBLAC en su reciente memoria del 2017 indica que se recibieron 44 notificaciones de operaciones sospechosas del sector inmobiliario, lo cual, si lo comparamos con las 600.000 transacciones financieras realizadas por el sector en el mismo año, parece claramente insuficiente.

En resumen, el sector inmobiliario tendrá que hacer los deberes a corto plazo para cumplir con la normativa anti blanqueo, si no quiere afrentarse a importantes sanciones.

Ángel Luis Vázquez Torres

Ángel Luis Vázquez Torres Economista Mediador Civil, Mercantil y Concursal Administrador Concursal Experto contable, financiero y Fiscal Coach

Deja un comentario

Cerrar menú